Yoga Restaurativo

“El Yoga es una luz que una vez encendida, nunca se atenúa. Cuanto mejor sea la práctica, la llama será más brillante”.

Siempre es un buen momento para comenzar a practicar Yoga, la edad o lesiones en el cuerpo no es un obstáculo para la práctica del Yoga, en las clases de Yoga restaurativo buscamos la adaptación de series y asanas a las necesidades de cada persona.

Aprender es un placer y son muchos los goces que se pueden obtener a través de la práctica del Yoga; A los 50 o 60 años no es tarde para abordar esta disciplina espiritual, que mantendrá tu espíritu elevado, tu mente activa y musculatura tonificada.

Los mayores beneficios del Yoga Restaurativo son: flexibilidad, equilibrio y dominio mental. La flexibilidad se adquiere con la realización de diferentes posturas para contrarrestar la falta de movimiento con la que nos podemos topar al llegar a determinada edad. El equilibrio es imprescindible para evitar caídas, que al llegar la edad avanzada pueden tener consecuencias importantes. Y el dominio mental es para no perder la memoria y saber qué hacer y cómo actuar en cualquier momento.

Todos pueden hacer Yoga entendiendo la inteligencia de cada parte de nuestro cuerpo conociendo sus propias limitaciones, practicando en forma sensata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *